Perspectivas de los miembros: Andrea González comparte su viaje a la IATSE y amplifica las voces del BIPOC

Andrea G.

Conoce a la miembro de IATSE Local 764 Andrea González. Comenzó su carrera en la industria del entretenimiento en 1997, mientras vivía y se movía mucho entre los suburbios de Massachusetts. Sin embargo, no sería hasta el 2002, cuando González tendría la oportunidad de trabajar en su primer espectáculo, el musical de Broadway "Into the Woods", después de conocer y trabajar junto a la supervisora de vestuario, Alyce Gilbert.

Después de esta gran oportunidad, González comenzó a aprender más sobre Broadway y las muchas maneras en que podía contribuir al mundo del entretenimiento. Debido a su trabajo como swing (un sustituto de la vestidora habitual) en el espectáculo "Into the Woods" este momento llevó a González a trabajar con la supervisora de vestuario Linda Lee, a la que luego trabajaría junto a ella durante quince años.

"Mi conexión con Linda ha sido el eje de mi éxito en mi carrera de guardarropa", dice González. "En mi carrera en el mundo del espectáculo, he sido supervisor de taquilla en el teatro regional; un columpio, un vestidor a tiempo completo y un supervisor asistente en Broadway".

González dice que mientras trabajaba como swing durante dos meses en los espectáculos "Into the Woods" y el musical de rock "Movin' Out", durante este tiempo fue presentada a la Alianza Internacional de Empleados de Escenarios Teatrales.

Añadió. "Después de 30 días de acumular las horas de trabajo requeridas, me uní al sindicato".

Andrea y Linda Lee

                                        La foto aquí es González con la supervisora Linda Lee

Desde que se convirtió en miembro de la IATSE en 2002, González, que es una ecuatoriana-canadiense-americana, dice que el sindicato ha tenido un gran impacto en su forma de vida como inmigrante en los EE.UU.

"Aunque el trabajo no siempre ha sido estable, he tenido la suerte de que mi trabajo ha hablado por sí mismo y he podido trabajar de forma bastante consistente desde que empecé", dice González. "He tenido grandes maestros que me han enseñado las cuerdas y los estándares son muy altos. La gente vive para la magia que creamos, y ha sido una experiencia especial estar en el sindicato. El sindicato ha sido un gran lugar para los beneficios de salud, el 401K y el salario laborable".

González dice que ver todo el activismo de sus compañeros de la IATSE durante las recientes elecciones presidenciales también la hizo sentir muy orgullosa de ser miembro de la IATSE.

"Me llenó de lágrimas ver a mis hermanos y hermanas participando activamente en la elección, encabezando las cosas y las labores del sindicato siendo tan activos. Fue inspirador", expresó.

"Me convertí en ciudadano de los Estados Unidos en 2016, justo a tiempo para emitir mi voto en las elecciones de Clinton y Trump. Tuve tantas experiencias con la inmigración que fue muy difícil", añadió. "Antes de convertirse en ciudadano, su derecho a estar en este país siempre se cuestiona, en particular: ¿Le estás quitando el trabajo a un americano? Los latinos son perezosos. Nos están robando nuestros trabajos. ¿Cómo conseguiste este trabajo? La mayoría de nosotros estamos tan acostumbrados a permanecer bajo el radar y no hablar por no querer "sacudir el barco" o "causar problemas".

Ser un inmigrante puede ser doloroso y aislante para algunos de nosotros que no necesariamente inmigramos con alguna o muchas familias, particularmente aquellos que trabajamos en el teatro durante las fiestas".

Para esos compañeros inmigrantes del sindicato, González dice que puede sentirse intimidante como tramoyista, peluquero, vestuarista o cualquiera en tantos sectores del entretenimiento, pero es importante recuperar el poder y saber que no estás tan solo como te puedes sentir.

"Tú perteneces aquí". Añadió.

Andrea

                                           Andrea durante una llamada de preparación de un disfraz en "Hola, Dolly".

González dice que también estaba emocionada de escuchar sobre el recién formado comité de Diversidad, Equidad e Inclusión de la IATSE. 

"La IA se ha vuelto más diversa a lo largo de los años y me alegro de que esté sucediendo ahora, pero es importante que cuando los espectáculos regresen, nuestras voces sigan siendo escuchadas". Expresó.

"Las casas de gira necesitan gente de color, sólo hay unas pocas mujeres o gente de color en los bastidores en general y nuestros salarios no coinciden con los de nuestros hermanos y hermanas de la IATSE. Es necesario cambiar la paridad salarial entre los guardarropas y los tramoyistas.

Sin embargo, hay algunas personas en la cima que se preocupan y estoy feliz y agradecido por eso. El teatro tiende a ser una familia instantánea y juntos podemos hacer que suceda!" Dice González.

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en email
Correo electrónico
Compartir en print
Imprimir